¿Cuál es la situación actual de las cualificaciones profesionales en el sector de la construcción?

Publicado el Deja un comentario

Vamos a hacer un repaso a la situación actual de las cualificaciones profesionales del sector, tanto en el ámbito universitario como dentro del Sistema Nacional de las Cualificaciones y la Formación Profesional. Tomaremos como base la ponencia sobre la cualificación profesional en la construcción, realizada por el director de Formación de la Fundación Laboral de la Construcción, José Antonio Viejo, en la pasada Convención de la Edificación, Contart 2016, celebrada en Granada el pasado mes de abril.

Conforme al avance de la estadística del curso 2014-15, facilitado por el Ministerio de Educación, el número de alumnos matriculados en grados universitarios relacionados con el sector de la construcción asciende a 44.462, de los cuales 29.846 provienen del ámbito de Arquitectura y urbanismo, y 14.616, del ámbito de la Construcción e ingeniería civil. “Se estima que, al ritmo actual, los universitarios cualificados en el sector de la construcción representarían alrededor del 40% del total de trabajadores ocupados del sector, porcentaje superior a las necesidades reales del mercado laboral”, apunta Viejo. De hecho, en la actualidad sólo el 79,6% de los universitarios de los ámbitos de construcción están afiliados a la Seguridad Social (un 27,5% como autónomos) al cuarto año después de finalizar sus estudios, y apenas el 62,7% desempeñan un trabajo acorde a su nivel formativo.

Respecto a la formación profesional en el sistema educativo, la situación es bien diferente. A pesar de que hay más puestos de trabajo relacionados con oficios que con titulaciones universitarias de la construcción, la oferta formativa y el número de alumnos matriculados en los títulos de Formación Profesional es notablemente inferior. De hecho, en la familia de Edificación y Obra Civil (EOC), sólo existe un título de FP Básica, 6 títulos de Grado medio y 6 títulos de Grado superior. En total, en el curso académico 2013-14 tan solo se formaron 5.580 alumnos en títulos LOE (es decir, diseñados sobre la base de las cualificaciones profesionales) y 1.364 en títulos Logse (no basados en las cualificaciones profesionales y, por tanto, a punto de derogarse).

Desajuste de alumnos de FP de Grado medio y Grado superior

Asimismo, se aprecia un importante desajuste entre los alumnos matriculados en FP de Grado medio (711) y los de FP de Grado superior (6.243). En este sentido, cabe añadir que los títulos de Grado medio se corresponden con cualificaciones nivel 2 (propias de trabajadores de oficios y operarios), frente a los títulos de Grado superior, correspondientes con cualificaciones de nivel 3 (personal con tareas de coordinación y supervisión, diseño, cálculos, etc.).

Por otra parte, según los datos facilitados por el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), un total de 1.438 trabajadores se formaron en el año 2015 para obtener algún certificado de profesionalidad de la familia EOC, acreditación oficial de las cualificaciones dentro del ámbito laboral. Se trata, nuevamente, de una cifra insuficiente, muy alejada de las necesidades del mercado laboral. A su vez, otros 547 trabajadores obtuvieron su certificado de profesionalidad mediante procesos de evaluación y acreditación de competencias adquiridas a través de la experiencia (PEAC). Esta nueva vía, que fue regulada por el Real Decreto 1224/2009, apenas se ha desarrollado por las Administraciones Públicas para el sector de la construcción.

En resumen, el sector de la construcción en España presenta un cierto desequilibrio en cuanto a las demandas de profesionales cualificados y la oferta de trabajadores con cualificación oficial. En particular, frente a una amplia oferta de titulados universitarios, se percibe una evidente escasez de cualificación oficial en los oficios de la construcción. Para paliar este déficit sería necesario a largo plazo un esfuerzo para potenciar los títulos de FP, en particular los de Grado medio, y de manera más inminente apostar por los certificados de profesionalidad, y muy especialmente por los PEAC como alternativa rápida, eficiente y con mayor impacto para cualificar oficialmente a los trabajadores actuales del sector que, aún siendo competentes, no pueden acreditarlo.

 

fuente: fundacionlaboral.org

El Ayuntamiento de Sevilla y los promotores tratan de desbloquear 5.700 pisos

Publicado el Deja un comentario

Los suelos están listos para su construcción pero no se ha pedido licencia de obras. Están situados en Sevilla Este, Cisneo Alto, Su Eminencia, Pítamo Sur y Hacienda El Rosario.

La planificación urbanística (PGOU) que se aprobó para Sevilla en 2006 contemplaba la construcción de 62.000 viviendas a lo largo de una década, pero a día de hoy únicamente se han hecho 11.000 viviendas y no hay noticias de las 45.000 que se proyectaron en suelos de crecimiento de la ciudad. Entre otras cosas porque llegó la crisis y porque la población de la capital ha descendido en estos años en lugar de crecer.

El gobierno de Juan Espadas reunió ayer a la comisión de seguimiento del PGOU para hacer balance del plan. El propósito es desbloquear, al menos, un paquete de 5.700 viviendas que podrían construirse ya por contar con suelo disponible y que si no lo han hecho es porque el promotor no ha pedido la licencia de obras. La solución acordada ayer fue la de reunir en una mesa específica al Ayuntamiento y al sector (promotores y constructores) para averiguar por qué motivo no se han pedido estas licencias de obras, si había una decisión individual para no hacerlo y si se podrían buscar incentivos para construir pisos públicos en estos suelos. Espadas recalcó que hay miles de sevillanos que siguen demandando pisos públicos en la capital y que hace muchos años que no se construye vivienda pública en la capital.

Esos suelos listos para acoger viviendas están situados en Sevilla Este, Pítamo Sur, Hacienda El Rosario (Torreblanca), Cisneo Alto y Su Eminencia. Según datos del Ayuntamiento, el PGOU preveía para todo su periodo de vigencia un aumento de la población superior a los 70.000 habitantes en la capital, cuando la realidad es que Sevilla ha perdido 10.000 habitantes.

De las 45.000 nuevas viviendas previstas en el plan urbanístico que sigue vigente en Sevilla, no se ha solicitado ninguna licencia de nueva planta para ninguno de estos solares de uso residencial disponibles. La distribución es la siguiente. En Suelo Urbano Consolidado hay actualmente una disponibilidad, distribuida en distintos barrios de la ciudad, pero con especial importancia en sectores de Sevilla Este, para construir un total de 2.700 viviendas.

En Suelo Urbanizable Sectorizado, ya urbanizado y recepcionado municipalmente como el SUS-DE-09 Hacienda el Rosario, o el SUS-DBP-07 Pítamo Sur, hay para 2.497 viviendas.

En Suelo Urbano No Consolidado (en proceso de urbanización) la segunda fase del PERI-SU-7 Su Eminencia y la primera fase del API-DM-02 Cisneo Alto, 472 viviendas.

En declaraciones a la prensa, el alcalde, Juan Espadas, explicó que se van a iniciar los estudios necesarios con el sector para analizar los motivos del bloqueo del desarrollo de estos terrenos y abordar las medidas oportunas para el impulso de la construcción de viviendas “que responda a las necesidades y a las demandas de la ciudad y en ningún caso, como ha ocurrido en otras ocasiones, que siga criterios vinculados a la especulación”.

La idea es convertir esta comisión de seguimiento en una herramienta útil y eficaz que intensificará sus reuniones de forma periódica, de manera que no se interrumpa la acción de análisis y estudio del desarrollo urbanístico de la ciudad por todos los agentes que intervienen directamente en ello y que lo hacen posible.

Como novedad, el gobierno del socialista Espadas ha incorporado a cinco nuevos miembros de la sociedad civil a este órgano consultivo de seguimiento y evaluación del desarrollo y ejecución del Plan General de Ordenación Urbanística (PGOU) de la ciudad. Se trata de representantes del Colegio de Geógrafos de Andalucía, Ecologistas en Acción, Sevillasemueve, Iniciativa Sevilla Abierta y el Comité Internacional para la Conservación y Defensa del Patrimonio Industrial.

Por tanto, el número de vocales ha pasado de siete a doce. Las entidades que ya contaban con presencia en esta comisión son la Federación de Asociaciones de Vecinos de Sevilla, Cámara de Comercio, Colegio Oficial de Arquitectos, Colegio Oficial de Aparejadores y Arquitectos Técnicos, Gaesco (patronal de promotores y constructores de Sevilla) y los sindicatos Comisiones Obreras y UGT.

Con estas cinco nuevas incorporaciones, el Ayuntamiento persigue potenciar la participación ciudadana con la presencia activa de entidades con interés medioambiental, patrimonial, ciudadana y territorial.
fuente: diariodesevilla.es

Día Mundial de la Seguridad y Salud Laboral – 28 de abril

Publicado el Deja un comentario

El 28 de abril se celebra el Día Mundial de la Seguridad y Salud Laboral y desde la Fundación Laboral de la Construcción se quiere reivindicar la importancia de la prevención de riesgos laborales en nuestro sector. Para ello nos gustaría recordar a todos los trabajadores y empresas del sector los servicios y herramientas que tienen disponibles.

La infografía que aparece a continuación muestra un resumen de las cifras alcanzadas en 2015 en esta materia:

La Fundación Laboral de la Construcción ofrece multitud de servicios y herramientas a las empresas y trabajadores del sector, como el servicio de asesoramiento gratuito Línea Prevención, que a través de su web (www.lineaprevencion.com) y del teléfono gratuito 900 20 30 20, atendió el pasado año más de 2.000 consultas en la materia. La web www.lineaprevencion.com recibió el año pasado más de 55.000 visitas.

De los 45 centros de formación propios que la Fundación Laboral tiene distribuidos por las diferentes Comunidades Autónomas, en 21 de ellos tiene Centro de Prácticas Preventivas, en los que los profesores enseñan a los alumnos los riesgos reales que pueden correr en las obras y cómo prevenirlos.

Con el objetivo de informar y concienciar sobre todo a las pequeñas y medianas empresas del sector, la Fundación Laboral también realiza visitas a obras, a través de programas autonómicos y del Organismo Paritario para la Prevención en Construcción (OPPC), creado en 2001 para prestar apoyo en materia preventiva a las pymes del sector. En total, el año pasado se llevaron a cabo más de 9.600 visitas a obra.

Asimismo, en 2015, la Fundación lanzó Gesinprec, una herramienta gratuita para la gestión integrada de la prevención en la construcción, que ya está siendo utilizada por más de 300 empresas del sector.

Por último, hay que destacar que más de 770.000 trabajadores del sector ya tienen su Tarjeta Profesional de la Construcción (TPC), que acredita tu profesionalidad, experiencia en el sector, y su formación en prevención de riesgos laborales, un carné que no es obligatorio, pero que sí es una garantía para las empresas del sector que buscan profesionales cualificados.

El mercado inmobiliario: Una remontada demasiado lenta

Publicado el Deja un comentario

El sector movió el año pasado 1.270 millones en la provincia, sólo un 6% más que en 2014. La subida se sitúa por debajo del crecimiento regional y nacional Antes de la crisis el mercado generaba 4.000 millones.

El mercado inmobiliario respira. Recupera el pulso en la provincia de Sevilla, pero lo hace con tal levedad que su mejoría apenas se percibe. Tras el estallido de la burbuja inmobiliaria a finales de la década pasada, el retorno a la senda de 2007 se antoja bastante largo y complicado. Una situación que no es extraña al resto de Andalucía y de España, pero que en el caso de Sevilla se complica más, pues los índices de evolución son bastante menores a la media nacional y regional.

Es cierto que en el último bienio los balances son positivos. Todo va en un aumento. Las transacciones y el valor de éstas. Así lo avala el informe reciente del Ministerio de Fomento, que incluye los datos del cierre de 2015. En la provincia de Sevilla la compraventa de viviendas libres movió en dicho año 1.271 millones de euros. Esta cifra apenas suma 70 millones más respecto a la alcanzada en 2014, cuando se llegó a los 1.200 millones. Por tanto, en un año, el negocio inmobiliario ha movido casi un 6% más de dinero, porcentaje que queda por debajo del registrado a nivel autonómico y estatal. En el caso de España la subida interanual ha sido del 10,3%, mientras que en Andalucía dicha media ha rozado el 19%, es decir, casi 13 puntos más que en la provincia sevillana.

Por tanto, el mercado de la construcción repunta en Sevilla, pero a una velocidad apenas perceptible, un crecimiento que aporta escaso oxígeno a las empresas que han logrado mantenerse tras los años de debacle y que dificulta la creación de nuevas sociedades. En tales circunstancias, la generación de empleo resulta complicada.

El aumento más significativo del sector se constata si se toma como referencia 2013, el año más crítico en el mercado inmobiliario. Aquel ejercicio se tocó fondo en las operaciones. Sólo se movieron 987 millones de euros, la cifra más pírrica desde 2007, año previo a la crisis. Comparado con 2015 el aumento sí es más considerable -de un 28,75%-, aunque aún alejados de los conseguidos a nivel nacional y regional. En toda España el crecimiento en estos dos años rozó el 80%, mientras que en Andalucía superó el 31%.

Antes de que la burbuja inmobiaria estallara, el mercado movía al año casi 4.400 millones de euros. De hecho, en el primer trimestre de 2007 -cuando las hipotecas bancarias eran un constante fluir- se alcanzó la misma cifra que en todo 2015: 1.200 millones de euros. Ahora hay que tardar doce meses para lograr lo que antes se conseguía en cuatro, una prueba más de la lenta recuperación del mercado.

Los más de 4.000 millones de euros que se movían anualmente en el sector están bastante lejos de rozarse, incluso hay expertos que descartan que tales cifras vuelvan a registrarse tras la sacudida de la crisis. Un periodo que desde su comienzo hizo descender el negocio a la mitad. No en vano, ya en 2008 el dinero que movía el sector se redujo a 2.940 millones. Fue en 2011 cuando esta cantidad bajó de la barrera de los 2.000 millones hasta llegar a 2013, cuando se quedó por debajo de los mil. Desde 2014 se mantiene en cifras inferiores a la de 2012. Puede que el presente ejercicio supere de nuevo esa marca, siempre que mantenga la senda -lenta- de crecimiento. Para ello, cuenta con varios factores a favor: las entidades financieras han vuelto a abrir el grifo de las hipotecas y el Euríbor (el tipo de interés de referencia de los bancos europeos) se encuentra en niveles bajísimos.

Estas condiciones han influido en que el volumen de transcacciones inmobiliarias en la provincia haya ascendido más de un 19,5% desde 2013 (hasta llegar a las 12.812), porcentaje que en la comparativa entre 2014 y 2015 disminuye a un 11%. Por tanto, aunque el contexto sea más favorable a la compra de viviendas, lo cierto es que en la provincia aún existe bastante recelo a adquirir inmuebles residenciales.

En este tipo de operaciones hay que tener en cuenta un aspecto bastante importante, de las 12.812 transacciones de viviendas realizadas el año pasado, 11.533 fueron de residencias libres, mientras que sólo 1.279 eran de viviendas protegidas, lo que evidencia el estancamiento de un sector promovido por las administraciones públicas. La falta de liquidez dificulta la oferta. Entre las viviendas libres el protagonismo recae en las de segunda mano, al suponer casi el 80% de las que fueron objeto de compra durante 2015 hasta alcanzar las 10.214, un 38% más que en 2013.

fuente: www.diariodesevilla.es