Los impuestos por comprar una casa en España doblan la media europea

Publicado el Deja un comentario

Datos recogidos por la compañía Indivisa Personal Shopper Inmobiliario.

Adquirir una vivienda de segunda mano supone añadir al precio de la propiedad una media del 7,9% (4,5% más que en el resto de Europa).

El 22% del coste final de una vivienda es impuestos

 

Adquirir una vivienda de segunda mano en España supone añadir al precio de la propiedad una media del 7,9% en impuestos, una cifra que duplica al coste de esta misma operación en la Unión Europea (4,5%) y también es superior a la media de los países que forman la OCDE (4,1%), según el informe Doing Business del Banco Mundial.

Diferencias que también se aprecian dentro de España, concretamente, según detalla Ernesto Pérez Olivera, director general de Indivisa Personal Shopper Inmobiliario, el ITP (Impuesto de Transmisiones Patrimoniales) varía entre el 10,1% que pagan en Asturias o Cataluña, frente al 6% que se paga en Madrid o el 3,1% de las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla.

Sin embargo, afirma el directivo que “además de dificultar el cambio de domicilio cuando una vivienda ya no se adapta a nuestras necesidades, es un obstáculo más a la movilidad laboral y a la generación de negocio”.

La otra particularidad de nuestro sistema tributario es que es un porcentaje fijo. Es decir, afecta de igual forma a la compra de propiedades de un millón de euros, como a una vivienda valorada en 150.000.

Frente a esta situación, el responsable de la compañía ha señalado que los clientes internacionales de la compañía (10% de su cartera), se sorprenden enormemente ante esta tributación. Del otro lado, los clientes españoles que encargan a la compañía la búsqueda y negociación de su vivienda, insisten en muchos casos en la necesidad de lograr una rebaja que palíe este gasto adicional.

Ante esta situación, Pérez Olivera entiende que, una buena opción en su opinión sería “tributar por la diferencia de precio entre la vivienda que vende y la nueva que compra, entendiendo que el comprador que cambia de casa, ya pagó el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales por el importe de su primera vivienda”.

fuente: elmundo.es