Baldosas hidráulicas, decoración actual del siglo XIX

Después de extenderse su uso, el auge de la construcción en la década de los 60 contribuyó a que los materiales de construcción vieran reducidos sus costes de fabricación, de esta manera, las baldosas hidráulicas – más elaboradas y con más calidad que los otros materiales – fueron dejando paso gradualmente a otros materiales menos elaborados pero más económicos. Mientras los viejos edificios fueron demolidos o renovados, muchos mosaicos preciosos desaparecieron. Pero como adelanta el título de este artículo, estas baldosas han vuelto, los diseñadores de interiores han fijado sus ojos en ellas y junto con las empresas de construcción han resucitado estas pequeñas obras de arte, aportando calidad frente a los productos modernos.

Aquí podéis ver algunas instalaciones actuales con baldosas hidráulicas, en suelos y paredes.

 

 

 

 

FABRICACIÓN ARTESANAL DE LAS BALDOSAS HIDRÁULICAS

La principal característica de estas baldosas que nos choca hoy en día, es que su fabricación sigue siendo artesanal, se hacen una a una.

Esto permite que algunos fabricantes ofrezcan la posibilidad de realizar diseños personalizados para sus clientes, sin duda una gran ventaja.

Tienen un grosor de 2 cm. y se componen de tres capas. Las capas superiores están decoradas y tienen aproximadamente 4 mm de espesor. Esta capa superior está formada por una mezcla de cemento, polvo de mármol, arena y pigmento mineral. Para cada color, los pigmentos se mezclan con agua y el color resultante se coloca en la sección correspondiente de un molde. La segunda capa, la capa intermedia es de aproximadamente el mismo espesor que la capa superior y está hecho de una mezcla de cemento y arena, su función es la de absorber el exceso de agua de la capa superior.

La tercera capa es de unos 12 mm de grosor y está hecha de una mezcla de cemento, arena y polvo de piedra caliza, todo esto por conseguir que el resultado final sea poroso, indispensable para que las baldosas se adhieran fácilmente al suelo durante la instalación.

fuente: decoracionblog.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.